Datos personales

Mi foto

Profesor de econometría en la Universidad Complutense. Bloguero y tecnófilo.

viernes, 5 de agosto de 2011

FAQs sobre la crisis de la deuda (I): Un manual para destruir la solvencia de un país

Estimados lectores. Vuelvo a dirigirme a ustedes tras un paréntesis   - ¡demasiado largo! -    en mis labores de arbitrista. Para volver a escribir quizá necesitaba el estímulo que me ha proporcionado la evolución los mercados financieros durante este revuelto mes de agosto.

Hoy inicio por tanto una serie de posts en donde intentaré explicar qué ha pasado y cómo podemos evitar que vuelva a suceder. Lo haré simulando una conversación en la que un lector imaginario me hace algunas preguntas, que yo intento responder de la manera más clara posible.

Lector.- “Buenos días, arbitrista.”

Arbitrista.- “Buenos días, lector.”

L.- “¿Cómo es que después de tantos meses escribiendo sobre tecnología, hoy nos vas a hablar de economía?”

A.- “Pues voy a hacerlo por dos motivos. El primero es que la obligación fundamental de un arbitrista es intentar enmendar lo que está roto: y hoy está rota la economía. El segundo es que lo que ha ocurrido en los últimos días sólo es posible en unos mercados conectados a través de la tecnología informática y de telecomunicaciones moderna, y me parece importante explicar por qué es así.”

L.- “¿Y qué está pasando? Se oyen cosas muy preocupantes, pero también muy confusas …”

A.- “Lo que está pasando es continuación de algo que ya venía sucediendo desde hace algunos meses: la solvencia de algunos países de la zona euro está siendo sistemáticamente atacada con fines de lucro. Los primeros países que sufrieron estos ataques fueron Grecia, Irlanda y Portugal. Hoy le toca a Italia y España.”

L.- “¿Y cómo se hace eso?”

A.- “La cosa es más sencilla de lo que parece. Muchos países gastan más de lo que ingresan. Este déficit se cubre emitiendo unos títulos de renta fija que se denominan ‘deuda publica’ y que se coloca entre los inversores a través de unas subastas periódicas. Una vez cerradas estas subastas, los inversores pueden comprar y vender estos títulos en un ‘mercado secundario’.

Pues lo que está ocurriendo es que algunos inversores, de forma sistemática, venden grandes cantidades de títulos de deuda española e italiana y difunden análisis y opiniones negativas acerca de la solvencia de estos gobiernos.”

L.- “¿Y qué tiene esto que ver con el aumento de la famosa ‘prima de riesgo’?”

A.- “La clave es entender que un título de deuda pública es un contrato para pagar una cantidad en un plazo determinado. Equivale a que un gobierno diga, por ejemplo: ‘si me prestas hoy 100 euros, te daré 105 dentro de un año’. Esta frase describiría un título con una rentabilidad inicial del 5%. Si este título sale al mercado y su precio baja un euro, su rentabilidad sube por encima del 6%, porque dentro de un año el título que compras a 99 euros te proporcionará 105 euros, que equivale a una tasa de rentabilidad del 6,06%. De esta manera, si el precio de un título cae en el mercado secundario, su rentabilidad aumenta.

En las últimas semanas, la diferencia (o ‘prima’) de rentabilidad de los bonos españoles frente a los alemanes ha subido hasta el entorno de los cuatro puntos porcentuales, lo que pone de manifiesto que se han vendido enormes cantidades de títulos de deuda pública española.”

L.- “¿Pero quién tiene tantos títulos como para devaluar la deuda pública de todo un país?”

A.- “Una peculiaridad de los sistemas financieros modernos es que no hace falta ser propietario de un título para venderlo. Este tipo de operativa se conoce como venta en corto y puede llevarse a cabo de distintas formas. Por ejemplo, imagine que:
  1. Un inversor tiene 100 millones de euros y los invierte en comprar deuda pública de la cartera de un banco, pactando con el mismo la recompra de estos títulos en unos meses a cambio de 101 millones de euros. Esto es un ejemplo de lo que se conoce como ‘compra temporal’ o ‘repo’: el banco obtiene liquidez y el inversor se convierte en el propietario temporal de 100 millones de euros en deuda.
  2. El inversor vende los 100 millones en el mercado. Obtiene liquidez. Se acerca a otro banco, compra temporalmente parte de su cartera de deuda y la vende en el mercado, … repitiendo esta operativa tantas veces como desee.
  3. Si este ciclo se repite diez veces, el inversor habrá vendido unos 1.000 millones de euros en títulos, con el correspondiente impacto negativo en los precios, aportando inicialmente 100 millones. Tenga en cuenta que estamos hablando de mercados muy informatizados y conectados: este proceso puede ejecutarse de forma cómoda, rápida y barata desde cualquier lugar, si se cuenta con los medios técnicos para ello.
  4. El proceso se apoya de otras formas: extendiendo rumores y análisis negativos u operando en el mes de Agosto, ya que se trata de un período vacacional, tradicionalmente poco activo y en el que hace falta menos dinero para influir en los precios de los activos financieros. Asimismo en Agosto se produce tradicionalmente un parón informativo, lo que asegura que las malas noticias financieras y los rumores interesados tendrán más repercusión que en cualquier otro mes del año”
L.- “¿Y así se gana dinero?”

A.- “Se gana dinero de distintas maneras. La más inmediata es que cuando llega el momento pactado para que los bancos recompren los títulos, éstos pueden adquirirse en el mercado secundario mucho más baratos que cuando se vendieron inicialmente, lo que crea una plusvalía que se añade a la rentabilidad del repo original.

Otra forma de ganar dinero consiste en combinar la apuesta bajista en el mercado de deuda con otra en un mercado distinto. Esto se conoce como operativa ‘hedge’ y la reservo para hablar de ella en una próxima entrada”

L.- “Pero entonces … ¿España no tiene ningún problema de solvencia?”

A.- “No quiero decir eso, ni mucho menos. Este tipo de ataques se centran típicamente en economías débiles, así que algún problema tenemos.

En todo caso, el problema no se debe a un endeudamiento público excesivo: nuestra deuda pública supone algo más del 63% del PIB anual. Es mucho dinero pero, por ponerlo en perspectiva, es como si una familia que ingresa 100.000 euros al año tuviera una deuda total de 63.000. Muchas familias querrían tener este endeudamiento y muchos países también: por ejemplo, la deuda pública japonesa es un 226% del PIB!!

Si acaso, nuestras dificultades vienen de otros factores, como que el endeudamiento privado es importante, que la economía española muestra pocas señales de recuperar una senda de crecimiento estable o que el ajuste en el mercado inmobiliario aún no se ha completado. Se trata por tanto de debilidades más complejas, ambiguas y, por tanto, más susceptibles de interpretación y manipulación, si conviene.

Aparte de lo anterior, debo decir que no me pareció acertada la política del gobierno actual en la primera mitad de este último mandato  - Plan E y actuaciones similares -  pero prefiero no abundar más es este tema para evitar las escabrosas aguas de la pelotera política.”

L.- “¿Y estás seguro de todo lo que acabas de contarme?”

A.- “Por supuesto que no: se trata de una opinión profesional basada en lo que he ido leyendo y en mi experiencia personal. Se la regalo para que usted la tome o la deje.”

L.- “¡Pues vaya panorama! ¿Te importa si le doy unas vueltas a esto que hemos hablado y continuamos la conversación dentro de unos días?”

A.- “En absoluto: me encantará volver a hablar con usted, de este tema o de cualquier otro.”

2 comentarios:

  1. teoricemos un poco, ¿como se solucionaria el problema de los "grandes especuladores".
    Creo que la solucion pasa por lo que dijo Krugman hace algunos años (no olvidemos que este señor fue el que mejor predijo lo que ha pasado)

    http://www.elpais.com/articulo/economia/trampa/euro/elpepieco/20100503elpepieco_2/Tes

    Mi Opinion, es que hablando de Europa, la solucion pasaria por homogeneizar y armonizar las medidas Monetarias (ya se hace) y LAS MEDIDAS FISCALES (nunca se hara).
    ¿porque?
    sencillo, los politicos nacionales dejarian de manejar a su antojo muchas herramientas.

    si observasemos series del PIB de los distintos paises de la UE (obviamente sin añadir esta epoca de crisis), veriamos como hay 2 segmentos de crecimiento, un eje que crece bajo unas pautas, y otro que crece bajo otras pautas.
    para que los especuladores no tuviesen opciones de hacer daño tan faciles, la UE deberia ser un Estado de Estados (es decir PF y PM armonizadas)

    un problema grave es por ejemplo el BCE...
    todos sabemos quienes mandan en la UE (Francia y Alemania), ellos, que saldran de la crisis antes que el famoso grupo PIIGS, y obviamente desearan una subida de los tipos de interes.
    Al no tener los mismos ritmos de crecimiento que otros paises, las medidas que haga el BCE pueden favorecer a algunos, y desfavorecer a otros.

    P.D. He leido que la Deuda Griega/Española esta creando un efecto "llamada" que se esta cargando la economia Real.
    se supone que es debido a que aunque parece que la compra de estos activos es muy arriesgada (por lo tanto esta primada su rentabilidad), son mas seguros que otros activos con menor riesgo aparente y que por tanto dan menos rentabilidad, haciendo que inversores inviertan en Bonos Basura, en lugar de hacerlo en por ejemplo I+D.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Miguel,

    Muchas gracias por su comentario.

    Efectivamente, si hubieran existido mecanismos eficaces de coordinación y disciplina fiscal, estos ataques a la deuda soberana difícilmente se hubieran producido. Revisando la historia reciente, creo que cada episodio especulativo a gran escala que ha tenido lugar explota una debilidad concreta del entramado político-económico.

    Me ha interesado mucho su comentario sobre el "efecto llamada". No era consciente de esta posibilidad. Voy a ver si leo un poco sobre ello.

    Cordialmente,

    Miguel

    ResponderEliminar