Datos personales

Mi foto

Profesor de econometría en la Universidad Complutense. Bloguero y tecnófilo.

domingo, 12 de febrero de 2012

Yo venía aquí para hablar de mi libro (I): Aliñando el manuscrito

Como ustedes se imaginan, el título de este post se refiere a la anécdota del irrepetible Francisco Umbral interrumpiendo a Mercedes Milá en televisión, para hablar de uno de sus libros. Esta maravillosa historia me viene al pelo para titular una serie de entradas que dedicaré a describir el experimento de autoedición que les comenté hace un par de semanas: recopilar los posts del Arbitrista desde el comienzo de los tiempos y publicarlos en forma de e-book a través del programa Kindle Direct Publishing.

Empecemos diciendo que el libro ya está publicado, como pueden comprobar visitando la nueva pestaña del blog. La experiencia puede resumirse en: “Todo ha sido fácil. Lo que más: publicar el libro y ponerlo a la venta en todo el mundo.”

Entrando en detalles. Habré dedicado a este proyecto unas 12 horas, distribuidas a lo largo de dos semanas. Voy a explicarles los pasos que he seguido y a darles un reparto aproximado del tiempo que he dedicado a cada paso.

Preparación del manuscrito (90%)

El 90% del tiempo lo he dedicado a preparar y revisar el manuscrito, lo que me parece muy satisfactorio: a esto es a lo que debe dedicar la mayor parte de su tiempo un escritor.

Lo primero que hice fue crear un nuevo documento de MS Word en el que fui recopilando, a base de copypaste y paciencia todos los posts previos a este. Resultó un manuscrito de unas 50.000 palabras. El segundo paso fue reordenar las entradas por bloques temáticos. El tercero fue hacer una revisión de contenido y estilo. El cuarto fue hacer otra revisión de contenido y estilo. El quinto…

Me di cuenta de varias cosas. Una, que en el blog se han deslizado muchas erratas, algunas de las cuales he aprovechado para corregir. Dos, que muchas de las cosas que hago en los posts como, por ejemplo, poner un montón de enlaces, no encaja demasiado bien con el “formato libro.” Esto me obligó a revisar a fondo los textos, suprimiendo enlaces innecesarios, evitando en lo posible referencias de actualidad, etc.

En la WEB hay muchos blogs sobre autoedición, que dan pistas valiosas sobre cómo preparar el manuscrito. Un punto en que todos coinciden es: “...no gastes tiempo formateándolo.” Y tienen razón: muchos elementos de formato se pierden en la conversión a e-book y muchos otros se traducen mal. Lo mejor es seguir las indicaciones cortas y claras que Amazon proporciona en este enlace y otras, más técnicas y detalladas, en este otro documento.

Sí que dediqué algún tiempo a crear una tabla de contenidos que, en el e-book, se convierten en enlaces para ir directamente al capítulo o al post que se quiere leer. Las instrucciones para crear esta tabla en MS Word se encuentran aquí.

Portada (2%)

Todos los blogs sobre autoedición coinciden en que la portada de un libro es un elemento importante, se trate de un texto físico o electrónico.

En nuestro caso la elección de los elementos gráficos era trivial: desde el primer día la “imagen” de este blog ha sido el maravilloso retrato que Goya hizo de Jovellanos. Bastó bajar una imagen libre de derechos de copia y añadir el texto correspondiente al título y los autores. Un buen truco para asegurar que una imagen está en el dominio público es bajarla de Wikipedia que, también para esto, es un recurso de inmenso valor.

El retoque final de la imagen puede hacerse con un montón de programas, gratuitos o de pago. Yo utilicé PowerPoint. Una buena alternativa, gratuita y fácil de usar es inkscape.

Si uno quiere elaborar más su portada, basta con teclear en Google: "diseño de portadas para libros." Pasará un buen rato viendo diseños como los que se muestran en esta página. También puede resultar útil este tutorial en vídeo, claro y conciso.

Generar el fichero que va a subirse (3%)

Una vez completado, el manuscrito puede cargarse en los sistemas de Amazon en muchos formatos, incluyendo Word (.doc o .docx), ePub (.epub), Texto sin formato (.txt), Mobipocket (.mobi o .prc) HTML (.zip, .htm, or .html), Adobe PDF (.pdf), o Formato de texto enriquecido (.rtf).

Por mi parte, descarté subir un fichero Word porque prefería utilizar un formato más próximo al resultado final. Dos formas sencillas y robustas, en mi opinión, para crear un fichero de subida adecuado son:
  • Guardar el fichero como “Página WEB filtrada” y convertirlo a formato .prc usando un programa gratuito que se llama Mobipocket Creator. Este programa puede convertir directamente archivos .doc, pero tiene algún problema si hay gráficos en el manuscrito, o bien,
  • Guardar el fichero como “Página WEB filtrada” o en “Formato RTF” y convertirlo a formato MOBI  - prácticamente la misma cosa que .prc -  usando Calibre, un programa imprescindible para gestionar bibliotecas digitales. En este blog se proporcionan instrucciones precisas sobre este procedimiento
En mi caso usé la primera opción. Pero siéntase libre. Como dice el refrán: "Para gustos hay colores..."

Antes de la publicación conviene comprobar el fichero, para asegurarse de que se visualizará correctamente. Amazon ofrece una herramienta online para efectuar esta prueba después de la subida. Otra opción es descargar Kindle Previewer, una herramienta gratuita que permite comprobar el fichero antes de subirlo. Por mi parte, creo que no hay nada como cargar la versión final del libro en un Kindle y pasar todas las páginas para asegurarse de que se ven bien.

Ya hemos cubierto el 95% del tiempo que he dedicado a este proyecto. Creo que por hoy ya está bien. Dentro de unos días les contaré el 5% restante, que incluye actividades como un arcano trámite para conseguir un ISBN o el sencillérrimo proceso de publicación final.

Como le dije: yo venía para hablar de mi libro. Y lo he hecho. Con ello me gustaría conseguir dos cosas: animarles a probar la autoedición, si tienen por ahí un manuscrito inédito, y que disfruten haciéndolo tanto como yo.


4 comentarios:

  1. Sigil (http://code.google.com/p/sigil/) es un editor de epubs, muy cómodo, donde puedes pegar directamente el html del blog y editar como en un procesador de texto. Muy recomendable para estas tareas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gregorio,
      Efectivamente, Sigil es un editor de ebook muy bueno, especialmente recomendable para usuarios de Mac.
      Por otra parte, quien quiera hacer conversiones de formato sin instalar nada en su sistema, puede usar herramientas WEB como DocsPal: www.docspal.com
      Un abrazo,

      Eliminar