Datos personales

Mi foto

Profesor de econometría en la Universidad Complutense. Bloguero y tecnófilo.

domingo, 1 de mayo de 2011

Elecciones 2.0: Crónica de una campaña en la nube (primera parte)

Hace algunas semanas expliqué que la irregularidad de mis posts se debía a que estaba participando en las elecciones de la Universidad Complutense como asesor / responsable informático / community manager de un candidato a Rector. Lo debí hacer bastante mal ya que mi candidato no ganó, pero aprendí a cambio algunas cosas interesantes que hoy me dispongo a compartir con ustedes en este post, que dedicaré a revisar las herramientas que ofrece la WEB social para desarrollar una campaña electoral.

Al plantear la campaña, tuvimos muy claro que la presencia en Internet sería crítica.

Mi querida Complutense es una de las universidades más grandes del mundo lo cual, a efectos de estas elecciones, supuso que había que dirigirse a un colectivo de casi 100.000 votantes  - alumnos, personal técnico-administrativo y profesores -  con un presupuesto total de 9.000 euros, que es la ayuda económica que la Complu proporciona a cada candidatura. Hubiera sido relativamente fácil disponer de más dinero pasando la gorra a los amigos, pero no nos pareció razonable presentar a un candidato como gestor capaz en momentos de penuria, como los que atraviesa mi Universidad, sin demostrar esta capacidad en su propia campaña.

Siendo así las cosas, propuse que el dinero disponible se dedicara íntegramente a la campaña en el "mundo real". Me temo que algo tuve que gastar: unos jugosos 12,10 dólares USA  - 8,5 euros al cambio de hoy -  que se dedicaron a registrar un dominio. Aparte de esto, no necesité más que un conjunto de herramientas WEB gratuitas y la colaboración del resto del equipo de campaña, unos voluntariosos voluntarios como yo mismo.

Hablemos de contenidos: en una campaña electoral hay que contar cosas. A veces se trata de comunicaciones relativamente extensas, como explicar y motivar un punto del programa. Otras veces es un mensaje breve: la fecha y hora de una convocatoria, por ejemplo. El soporte adecuado para contenidos del primer tipo era lógicamente una combinación de blog y página WEB, que desarrollé usando Blogger. Para el segundo tipo de contenido, creé una cuenta en Twitter. Las herramientas de Blogger me permitieron que ambos tipos de comunicación se realimentaran: cada nuevo post en el blog generaba automáticamente un tweet anunciándolo y el feed de twitter se publicaba en el lateral del blog. Por último, procuré facilitar el seguimiento del blog usando feedburner, una excelente herramienta para difundir contenidos a través de RSS y correo electrónico.

Una vez definidos los soportes para el contenido principal, quisimos redifundir su contenido a través de redes sociales que pudieran ser afines a distintos segmentos del electorado. Para ello creamos páginas en Facebook y Linkedin que, gracias a unos conectores de software, recibían automáticamente su contenido desde Blogger y Twitter. Si hubiese podido contar con más voluntarios mañosillos, hubiera abierto una página más en Tuenti y, sobre todo, hubiera aprovechado mejor las herramientas que estas redes sociales proporcionan para contactar con usuarios afines, que es justo de lo que va una campaña electoral.

El diseño que acabo de describirles fue una forma eficiente de gestionar y difundir el contenido que generábamos. Pero la WEB es interactiva: resulta egocéntrico y absurdo usarla para contar historias sin aprovechar las opciones que ofrece para la comunicación bilateral. Por este motivo, en la propia WEB ofrecimos enlaces de correo electrónico contactar de forma privada y habilitamos la recepción de comentarios públicos en el blog. Como explicaré en un próximo post, estos comentarios resultaron una fuente valiosa de contenido y tráfico para nuestra operación electoral.

Los sistemas anteriores se complementaron con una agenda de Calendar, en la que se daban de alta los actos de la campaña que, a su vez, se publicaban ellos solitos al blog gracias a un genial codiguillo javascript. Asimismo adquirimos el saludable hábito de generar con regularidad informes de audiencia mediante Google Analytics, que resultaron muy útiles para detectar qué temas despertaban más interés  - y generaban, por tanto, más visitas -  y cuáles dormían al respetable electorado. Lo mejor de todo es que estos sistemas vivían "en la nube"  - esto es, el código y los datos estaban almacenados en internet y eran accesibles mediante un navegador -  por lo que administrar la informática de campaña y dar acceso a ella a los voluntarios que íbamos incorporando al equipo resultó un juego de niños.

Puede parecer que los párrafos anteriores describen algo muy complejo, pero la experiencia de usuario no era esa. Cada vez que el candidato tuiteaba o posteaba, el tweet y el post aparecían publicados en los lugares oportunos. Cada vez que llegaba un comentario al blog, saltaban alertas en los móviles adecuados, desde los que se podía contestar. Cada vez que cambiaba la agenda, el cambio se publicaba automáticamente en la WEB. Cada vez que un miembro del equipo de campaña necesitaba consultar el correo o los temas pendientes, podía hacerlo desde su móvil o cualquier ordenador con navegador. En mi muy sesgada opinión este montaje técnico era correcto porque tenía las dos cualidades de la buena tecnología: era sencillo de usar e invisible para el usuario. No se a ustedes, pero a mí me resulta asombroso pensar que hoy podemos acceder a tanta funcionalidad y capacidad de comunicación, sin ayuda profesional y con una inversión total de 12,10 dólares.

Mi candidato no fue elegido  - una pena, pues se trata de un gran tipo -  pero obtuve mi recompensa: dos meses de trabajo duro que han dado lugar a 11 posts, 64.500 páginas servidas y algo más de 25.000 visitas únicas. Además de lo anterior, que no es poco para un WEBero como yo, he conseguido algunos aprendizajes de cierto valor que hoy tengo la oportunidad de compartir con ustedes, nuevamente gracias a la tecnología. Si siguen dedicándome generosamente parte de su tiempo, próximamente les contaré lo que aprendí gestionando todas estas comunicaciones.

Y es que es verdad lo que dijo Ana María Matute en su maravilloso discurso de recepción del Premio Cervantes: "... quien no inventa no vive". Me permito ampliarlo: "Quien no inventa no vive y quien no vive no aprende. Pero peor es vivir, inventar y aprender sin compartir: árbol sin fruto".

2 comentarios:

  1. dado que el unico candidato dispuesto a usar estas artificiosas artimañas creadas por el mismisimo diablo era Blabla, ya se de que candidato hablamos.
    sigo pensando que Google hara todo lo que este en su mano por hacer mejor lo que otros han hecho ya antes.
    pero hay un grave fallo con el que su modelo no contaba, y para el que 12,10$ no eran suficiente inversion:
    1. Publico Objetivo definido, claro y conciso: Universitarios (pues los catedraticos, y lo siento, porque se que algunos si saben que internet existe, Personal y demas no saben que es un blog y un twiter), y ese es el problema, que los universitarios, no votan.

    2.Publico objetivo no concienciado con la universidad.
    ¿les pedimos a los alumnos de 4º y 5º que voten? ¿que decidan algo que posiblemente no les atañe?

    3.mala medicion de sus audiencias, quizas con algo mas de 12$ hubiesen podido detectar detalles tales como conocer quien era el posible votante, pues hay que tener en cuenta que quien lee, no siempre vota, y quien escribe lo normal es que sea de su misma universidad (asi lo corroboran los datos de las elecciones).

    mal enfocado, desde el punto de vista de la eficiencia electoral, estas debieron ser sus inversiones:

    1. un monton de cartas, sellos, folios, y tinta de maquina de escribir.
    2. escribir en la carta algo asi: "les prometo aumentar sus sueldos, reducir la deuda, y una enseñanza de calidad"
    3. de los 9000€, destinar 8000€ a UGT y CCOO.

    entiendase la metafora, y el alcance de esta, pues la cosa es muy seria, pues si mi colectivo es el que necesita calidad, ¿como permitimos que decidan aquellos que buscan ganar lo mismo haciendo menos (es su optimo de pareto)?


    hablando ya en terminos de este blog:
    ¿que ofrece un Blog? ¿que ofrecen las redes sociales?, lo que en marketing se denomina economia de la atencion, y la clave de la actualidad.
    esto empieza con un freak experto en un tema, que decide empezar a escribir, pero no tiene conocimientos para expresarselo al mundo mas que pagando una barbaridad por una plataforma web, Evan Williams y Meg Hourihan, deciden darle a ese friky una plataforma basica y muy sencillita para que escriba, y lo hacen gratis ¿que salvajada no? porque ¿no es estupido crear algo sencillo y sin muchas herramientas potentes, en lugar de hacer algo increiblemente complejo pero que es capaz de procesarlo todo?
    obviamente estos señores se forraron.

    Lo que hace poderoso a un sistema, procedimiento, formula...es su facilidad de uso, ergo aplicaciones inimaginables.
    ¿que hace a android tan poderoso? ¿el sistema?, noo, sus aplicaciones.

    a un nivel de empresa, podemos destacar elementos muy utiles para el trabajo, y el dilema aparece de nuevo, si yo digo que existe una cosa que se llama google apps, y que es como un office mucho mas basico, aparece otra vez la pregunta ¿para que quiero un google apps si ya tengo office?, la facilidad, y sobre todo las aplicaciones de internet de google apps.


    que ha pasado entre PS3 vs Xbox, no ha ganado la maquina mas potente, ha ganado la mas eficiente en lo que debe serlo, que es en dar al consumidor lo que pide, ni mas ni menos.

    y mil ejemplos mas.


    pero, esto es la vida Real, aqui no ganan los buenos, aqui ganan los que mejor saben nadar, y/o no se tropiezan con un pez grande que se los come antes de aprender a nadar.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Anónimo. Desde el punto de vista de comunicación y a toro pasado veo que nuestra campaña sobreinvirtió en visitas del candidato (el pobre se pegó más de dos vueltas ciclistas a la Complu, con el consiguiente desgaste) y hubiera necesitado más presencia en Prensa, en donde apenas tuvimos repercusión.
    Comprar apoyos y hacer promesas irresponsables desde luego nos hubiera proporcionado votos, pero me temo que está fuera de las capacidades del candidato y del Arbitrista: hay que conocer los propios límites ;-)
    De cara a futuras elecciones en la UCM, creo que los debates cara a cara y su redifusión a través de internet tendrán un papel cada vez más importante. Me parece importante que se pacte desde el principio el número y el formato de los debates: ahorrará esfuerzos a los candidatos y mejorará la "calidad" de las elecciones. Otra cosa que creo que debería regularse es la realización de encuestas de intención de voto: sin mecanismos para garantizar su imparcialidad, son un elemento distorsionador.
    Por último, le agradezco su análisis sobre la génesis y la dinámica de la bloguería. Creo efectivamente que es una tecnología poderosa que está teniendo un importante impacto en muchos ámbitos, como la prensa o la política por ejemplo.
    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar